¿Qué es la internacionalización?

La internacionalización de una empresa es el proceso de poner en marcha nuevos negocios en otros países, vender servicios o productos en otros lugares del mundo. Para hacerlo es imprescindible conocer bien los mercados donde queremos ir y adaptarnos a su cultura. Cada mercado y cada cultura es un mundo.

¿Debería internacionalizar mi negocio?

En este artículo del IESE publicado en Forbes, dicen que la internacionalización hace que las empresas sean más robustas y que potencialmente tengan más éxito, ya que tienen una base de clientes más amplia y más posibilidades de expandirse. Es cierto que la internacionalización supone una gran actividad empresarial a escala global, pero incluso las empresas pequeñas con recursos limitados se pueden internacionalizar con éxito, si juegan bien sus cartas.

¿Pero por qué debería internacionalizar mi empresa?

La mayoría de las empresas deciden internacionalizarse de forma reactiva, según dice también este artículo del IESE, para:

  • Aumentar las ventas
  • Estar más cerca de sus clientes
  • Reducir costes de producción o de suministro
  • Compensar un descenso o una saturación de su mercado local

Pero hay otros motivos más proactivos para decidir internacionalizar una empresa, como por ejemplo aprovechar el crecimiento en otros mercados y culturas.

Algo muy importante que hay que tener en cuenta es que cuando nos internacionalicemos, seguramente tendremos que traducir nuestro contenido a los idiomas de los países donde vamos. Si queremos llegar a nuestros clientes es importante que les hablamos en su idioma, esto dice un artículo publicado en el Harvard Business Review, “hay un enlace indiscutiblemente fuerte entre el contenido en una lengua extranjera y la probabilidad de que un consumidor compre”. Por eso es crucial saber cuánto dinero queremos invertir para poder hacerlo bien. Sería una pena que después de todo el esfuerzo que supone internacionalizar una empresa, el proyecto no funcione porque nuestros posibles clientes no nos entienden.

¿Qué quiere decir exactamente internacionalizar mi empresa y qué me supone?

En primer lugar, tenemos que mirar qué productos y / o servicios tenemos y cómo llegan al resto del mundo. Si tenemos un blog, catálogos, folletos, un producto digital (una página web, un software, una app…), nos tendremos que asegurar que todo está adaptado a los países donde queremos vender. Todo debe tener una coherencia y debe estar bien escrito en todas las lenguas de nuestros clientes.

En este artículo nos centraremos en la parte digital de la internacionalización, y en todos los productos digitales que deberíamos internacionalizar. Entendemos por producto digital cualquier software o app, firmware o página web (desde una página de ayuda de un producto hasta las páginas de venta o marketing de una empresa).

Internacionalizar un producto digital

Cuando hablamos de internacionalización de un producto digital, no necesariamente significa traducirlo, aunque es posible que sea una de las fases. Internacionalizar un producto digital es el proceso de desarrollarlo para que sea consumido en más de un mercado y seguramente en más de una lengua.

Para vender un producto en todo el mundo y que funcione hay tres fases que debemos tener en cuenta:

1- La internacionalización:

Es el proceso de desarrollar el producto digital para que sea consumido en más de un mercado, seguramente en más de una lengua, y que incluye:

  • Soportar texto en diferentes alfabetos (latino, cirílico, chino, coreano…)
  • Adaptarse al formato de cada país (fechas y horas, monedas, direcciones …)
  • Asegurarse de que es adecuado para aquella cultura (¿hay algún impedimento técnico? ¿Hay algo que pueda ser ofensivo en otra cultura? Debemos tener cuidado de las imágenes, los colores, las banderas, los nombres de los productos…)
  • Una vez tenemos todo esto, podemos decidir si la hemos de localizar y en qué idiomas.

La internacionalización es el primer paso que tenemos que seguir para vender nuestros productos o servicios a otros mercados.

2- ¿Se puede localizar (Localizability)?:

El segundo paso antes de localizar un producto digital es asegurarnos de que el producto se puede localizar desde un punto de vista técnico, sin tener que modificar el código. Que las cadenas de texto están separadas del código, que se pueden añadir otros idiomas… Por usamos programas que nos ayudan a separar el texto del código y con los cuales creamos memorias de traducción y glosarios (herramientas CAT, Computer Assisted Translation). Es importante tener esto en mente antes de desarrollar un producto, ya que nos evitará mucho trabajo posterior.

3- La localización:

Es la adaptación de un producto digital a los requerimientos de otro mercado. La traducción a otras lenguas es parte del proceso, pero también tendremos que adaptar las medidas, las monedas, los formatos de fechas y horas. Además, seguramente tendremos que adaptar los menús y diálogos, en el caso de software o apps, al tamaño de los nuevos textos en otros idiomas. Las traducciones del inglés pueden llegar a ocupar un 30% más que el original. En este artículo explicamos los ingredientes necesarios para traducir (localizar) software.

Para llegar a conectar con nuestros clientes los tenemos que hablar en su idioma, en este artículo hablamos también sobre este tema. Además, también puede haber requerimientos legales que nos obliguen a traducir a algunos idiomas para vender nuestros productos en un mercado concreto.

Para llevar a cabo un proyecto de localización con éxito tenemos que encontrar un equilibrio entre el presupuesto que tenemos, el tiempo que tenemos para hacerlo y la calidad. La gestión del proyecto es una parte fundamental del proceso y por eso es tan importante el papel del gestor/a del proyecto. El gestor/a de proyectos es quien se encarga de que todas las personas involucradas en el proyecto estén sincronizadas y bien comunicadas (traductor, revisor, ingeniero …), que se cumplen las fechas y que se mantenga el presupuesto inicial. Otro día escribiremos un artículo sobre este rol para daros más detalles, las dos socias de LocalizationLab hemos trabajado de Localization Project Managers las dos y os podemos dar toda clase de información.

Finalmente, en su artículo, el profesor Juan E Ricart del IESE dice: “La internacionalización ofrece grandes oportunidades, pero también grandes riesgos. Sin embargo, a la larga, probablemente sea más arriesgado no internacionalizarse en absoluto. ”

¿Quieres internacionalizar tu empresa?

En LocalizationLab te podemos ayudar en temas lingüísticos y culturales, envíanos un mail a info@localizationlab.com, nos encantaría ayudarte.