5 ingredientes necesarios para traducir software correctamente

Software Localization

Aspectos importantes a tener en cuenta antes de empezar a traducir software

La traducción de software (o localización de software) tiene unas peculiaridades que hay que tener en cuenta para conseguir un producto de software de calidad en todos los idiomas. Esto es muy importante para que todos los usuarios tengan la misma experiencia, vivan donde vivan y hablen la lengua que hablen.

1- Formato de los ficheros:

Lo primero que tenemos que hacer es convertir los ficheros que contienen el código y las cadenas de texto. Deberíamos utilizar un formato que se pueda procesar con herramientas CAT (Computer Assisted Translation). Estas herramientas, de las cuales hay varias en el mercado, protegen el código y lo separan del texto a traducir. De ese modo, el traductor o traductora se puede centrar solo en la traducción de las cadenas de texto (strings).

Uno de los formatos utilizados y que funciona muy bien es el formato xliff (XML Localization Interchange File Format). Xliff es un formato basado en XML y creado para estandarizar la localización. Este formato puede contener mucha información necesaria para poder traducir correctamente las cadenas de texto. Normalmente las cadenas de texto se traducen fuera de contexto, y eso dificulta el proceso de traducción.

2- Información que los desarrolladores tienen que añadir:

Los ficheros xliff tienen que incluir una serie de etiquetas con información importante. Si la añadimos, ayudamos al/la traductor/a a traducir correctamente las cadenas. Esta información tendría que ser como mínimo la siguiente:

  • Longitud máxima de la cadena de texto para evitar que se corte una vez traducida. Es importante tener en cuenta que si la lengua original es el inglés, las traducciones pueden ocupar un 30% más dependiendo del idioma.
  • Estado de la cadena. Así, el traductor sabe si se tiene que traducir, revisar o modificar.
  • Nota explicativa. Información sobre la cadena, como por ejemplo la ubicación que tendrá, si será un botón, un título de un menú…

3- Capturas de pantalla del original:

Las cadenas de texto normalmente se envían a traducir fuera de contexto, y a pesar de que los desarrolladores añaden información en cada etiqueta, es importante que el traductor tenga acceso a la captura de pantalla donde aparecen las cadenas que tiene que traducir. Esto evita muchos errores posteriores y ayudar a mejorar la calidad de la traducción en todos los idiomas.

4- Validación del software traducido y compilado:

Una vez las cadenas han sido traducidas a todos los idiomas y se han convertido los ficheros xliff a los ficheros originales, es necesario un último paso: la validación del software traducido. Esto se puede hacer con capturas de pantalla o bien con el software mismo, y lo tiene que hacer un traductor profesional especializado para cada idioma. Con esta validación final se arreglan errores de longitud (cadenas que quedan cortadas), errores de contexto (cadenas que se usan en más de un lugar y se tendrían que haber traducido de forma diferente en cada uno), errores de género (cuando se usan variables, por ejemplo).

5- Documentación que acompaña el software:

Si hay documentación que acompaña el software (ficheros de ayuda, manuales de usuario…) es importante que primero se traduzcan las cadenas de texto, se cree una memoria de traducción o una base de datos terminológica con estas cadenas, y después se traduzca la documentación usando esta memoria de traducción o base de datos. Esto hace que todas las referencias al mismo software estén traducidas correctamente en la documentación.

Traducir software no es una tarea sencilla, pero si tenemos en cuenta estos puntos, el resultado final será mejor y la experiencia del usuario en todo el mundo será la deseada.

Empresa innovadora en medidas de tiempo y conciliación en Barcelona

Localization forma parte de la red de empresas Xarxa Nust

LocalizationLab forma parte de la Xarxa Nust, la red de empresas “Nuevos Usos Sociales del Tiempo”, para empresas y organizaciones comprometidas con la mejora de modelos de gestión del tiempo. La red trabaja para favorecer el bienestar, la conciliación y la corresponsabilidad de los/las trabajadores/as y contribuir a la mejora de su calidad de vida.

Desde nuestra fundación en 2013 trabajamos para hacer crecer una empresa responsable:

  • Promovemos la conciliación de la vida familiar y laboral de todos nuestros colaboradores y la nuestra propia.
  • Somos una empresa 100% virtual.
  • Creemos que las empresas tienen que ser flexibles y el trabajo en remoto ayuda a dicha flexibilidad.
  • Trabajamos por objetivos y nuestra relación laboral se basa en la confianza y el respeto.
  • Poder trabajar de forma independiente y responsable es un requisito para formar parte de LocalizationLab.

Hace cinco años que aportamos nuestra experiencia profesional y ponemos nuestro corazón en este proyecto. Cuando empezamos teníamos claro que queríamos crear una empresa responsable. Una empresa que nos permitiera vivir de lo que más nos gusta hacer y hacerlo bien hecho. Queríamos aportar nuestro granito de arena con un proyecto empresarial que fuera a la vez un éxito y tuviera un impacto positivo en la sociedad.

La importancia de la Responsabilidad Social Corporativa

La responsabilidad social corporativa, como se explica en el Libro verde para el fomento de un marco europeo para la responsabilidad social de las empresas (Comisión de las Comunidades Europeas. Bruselas, 2001) es “un concepto con arreglo al cual las empresas deciden voluntariamente contribuir al logro de una sociedad mejor y un medio ambiente más limpio. En un momento en el que la Unión Europea intenta determinar sus valores comunes adoptando una Carta de los Derechos Fundamentales, un número creciente de empresas europeas reconoce cada vez más claramente su responsabilidad social y la considera parte de su identidad. Esta responsabilidad se expresa frente a los trabajadores y, en general, frente a todos los interlocutores de la empresa, que pueden a su vez influir en su éxito.”

Siempre que podemos participamos en proyectos que nos parecen interesantes y que tienen un impacto positivo en nuestro entorno, como por ejemplo la Ultra Clean Marathon o la carrera solidaria de HP.

Hacer negocios de forma responsable no solo beneficia a la propia empresa sino a toda la sociedad. Así es como nació nuestra empresa y así es como queremos que siga creciendo.

Con solidaridad todos ganamos

Pocas veces tenemos la oportunidad de poder disfrutar de dos de las cosas que más nos gustan a la vez. El pasado 23 de mayo lo pudimos hacer en la carrera solidaria que organiza HP Sant Cugat desde hace 22 años, el GAS (Gana con Solidaridad).

Un total de 700 caminadores y corredores participamos en la 22.ª edición de esta jornada lúdico-deportiva disfrutando de los caminos por el alrededor de Sant Joan.

Nosotros nos apuntamos a la modalidad de correr y fueron 7 Kms con subidas y bajadas que corrimos por los alrededores de la empresa.

Una oportunidad para aportar nuestro granito de arena a los proyectos que HP ha seleccionado para su Charity Day 2019: Fundación Romper Barreras, Fallou Asociados y PID Foundation Barcelona.

¡Enhorabuena a los organizadores y hasta el año que viene!

#HPCharityDay2019

Traducir, revisar y volver a revisar

Una buena traducción no es solo el resultado de un buen profesional que domine los dos idiomas. También es importante hacer un poco de “Celestinas” y buscar al traductor que mejor encaje con la temática, es decir, la media naranja perfecta del texto.

Documentos técnicos, legales, médicos, de marketing, de mecánica, de negocios, del mundo de la alimentación, sobre finanzas, viajes, fotografía, deportes, turismo, etc., los temas de los textos que se traducen a otro idioma pueden ser muy diversos, casi infinitos. Por eso es importante contar con profesionales especializados en ámbitos variados que también sean lingüistas y que escriban en su lengua materna. De esta manera aseguramos primero una buena comprensión del texto y después, una “transformación” fiel de ese texto a otro idioma.

Si en un artículo pasado comentábamos la importancia de vender en el idioma del cliente, un error lingüístico en una página web, por ejemplo, puede causar mala impresión a los clientes e incluso, podría hacer perder credibilidad y ventas.

Los clientes de según que países, como por ejemplo Japón, acostumbran a leer las instrucciones de los manuales que reciben con los aparatos que compran de cabo a rabo. Si encuentran un error de traducción, suelen ser más críticos que clientes de otros países, hasta el extremo de retrasar la introducción de un producto, a la espera de que todos los textos de los manuales sean correctos.

De todas maneras, en un mundo tan globalizado, es de vital importancia cuidar todo lo que se entrega a los clientes, porque cualquier queja generada en cualquier rincón del mundo puede llegar a la otra punta del mundo en cuestión de horas. Si queréis ver algunos ejemplos de errores de traducción épicos, aquí los encontraréis.

El revisor

Aunque se cuente con buenos profesionales que traduzcan y que revisen, es muy importante que un segundo personaje forme parte de esta ecuación, nos referimos al revisor o corrector. El revisor también tendrá que ser un experto en la materia del texto y un buen lingüista. Tendrá que comprobar que el texto traducido sea fiel al original y que suene fluido en la lengua final, que suene natural.

La revisión también es imprescindible en casos donde el formato final de la traducción no es el que llega al público, sino que antes un diseñador gráfico o de web lo manipula. En estos casos, hace falta prestar mucha atención a que ninguna palabra quede cortada, a que no falte ningún acento gráfico, y en caso de haber acentos gráficos, que estos tengan el formato y la inclinación adecuada, etc. Pequeños detalles que dan mala impresión a quien los ve.

Ambos trabajos, traducción y revisión, tienen que realizarse con sumo cuidado y con tiempo, por eso es de vital importancia mantener este tándem, porque, todos sabemos que cuatro ojos ven más que dos.

El 95% de las decisiones de compra las toman nuestras emociones

Cómo conectar con tu cliente ideal a través de las palabras

Según el profesor de Harvard Gerald Zaltman, el 95% de las decisiones de compra las toman nuestras emociones. Las emociones son lo que realmente impulsa los comportamientos de compra y también la toma de decisiones en general.

Según Douglas Van Praet, autor del libro “Unconscious Branding: How Neuroscience CanEmpower (and Inspiro) Marketing”, “ni siquiera pensamos cuando buscamos soluciones lógicas. Sentimos nuestra manera de razonar. Las emociones son el sustrato, la base de los circuitos neuronales que sustentan incluso la deliberación racional. Las emociones no obstaculizan nuestras decisiones, son la base sobre la cual se fundamentan”.

Pero ¿cómo llegamos a conectar con las emociones de nuestro lector? Para que las emociones nos lleguen al corazón nos tienen que hablar en nuestra lengua materna. La lengua de nuestra familia, de nuestros amigos, de nuestra infancia. Esta es la lengua que nos llega al corazón y con la que conectamos. Por ejemplo:

1- ¿En qué idioma hablamos a nuestro bebé cuando nace? Quién ha sido padre o madre sabe que el idioma que nos sale cuando cantamos nanas o hablamos dulcemente es nuestra lengua materna.
2- ¿Qué decimos cuando nos enfadamos? Cuando nos enfadamos y salen nuestras emociones disparadas seguramente se nos escape alguna palabrota, y seguro que será en nuestra lengua materna.
3- Si habéis viajado por el mundo sabréis que cuando encontráis alguien que habla vuestra lengua, rápidamente hay una conexión con aquella persona a quien no conocemos de nada, solo por el hecho que nos habla en nuestra lengua.

En un artículo del Department of Psychological and Brain Sciences, de la Universidad de Boston, la Dra. Catherine L. Caldwell-Harris afirma que “descubrió las diferencias emocionales entre una lengua materna y una de extranjera.” Por ejemplo, dice que “los hablantes bilingües aseguraron que el hecho de decir palabrotas, rezar, decir mentiras o decir Te quiero, les hacía sentir emociones diferentes cuando lo decían en su lengua materna”. También asegura que en un estudio europeo donde se analizaron varias combinaciones lingüísticas, los anuncios publicitarios se consideraron más emocionales cuando estaban escritos en la lengua materna de los oyentes.
Queda claro pues, que las emociones rigen nuestra toma de decisiones y que cuando nos hablan en nuestra lengua materna, estas nos llegan de forma diferente al corazón.

LOCALI…WHAT?

¿Te acuerdas de cuando compraste tu último smartphone? ¿O tu último PC?

Después de abrir la caja seguramente empezaste a configurarlo, y como parte de este proceso, seguramente cambiaste o elegiste tu idioma.

En todo el mundo estamos acostumbrados a usar aparatos electrónicos que hablan nuestro propio idioma: chino simplificado, japonés, ruso, italiano, checo… y lo podemos cambiar con tan solo pulsar un botón.

Pero, ¿cómo se hacen estas traducciones?

La traducción de la interfaz de usuario de aparatos electrónicos no es una tarea fácil si se quiere hacer bien. No es simplemente una cuestión de traducir, sino de tener en cuenta el espacio disponible para abreviar el texto o buscar sinónimos más cortos, el contexto (¿en qué menú aparece esa cadena? ¿es un título o un botón? y el verdadero significado de la cadena. Los desarrolladores tienden a utilizar un lenguaje bastante particular a la hora de definir las cadenas de texto para un teléfono o una impresora.

Todo esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de traducir la interfaz de usuario de un dispositivo, ya que eso marcará la experiencia del usuario, y eso es la localización. La localización es mucho más que una traducción: tiene en cuenta diversas variables (contexto, longitud, cultura…) para usar las palabras correctas.

Todos estos parámetros deben tenerse en cuenta a la hora de traducir la interfaz de usuario de los menús de un software, e incluso de una página web. Cuanta más información y contexto tenga el/la traductor/a, mejor será la localización y mejor reflejará el verdadero objetivo del mensaje original.

Traducción Automática

Érase una vez un mundo en el que todos pensábamos que sería imposible volar, hablar con alguien a kilómetros de distancia o viajar a la luna. Todo esto ha cambiado gracias a la tecnología.

También pensábamos que las máquinas no serían capaces de traducir correctamente y hace mucho tiempo que estamos acostumbrados a ver ejemplos de traducciones literales como “Fabricado en Turquía”, traducido como “Hecho en pavo”.

Hoy en día todavía hay un montón de ejemplos graciosos; sin embargo, la mayoría de los motores de traducción automática han evolucionado y los resultados han mejorado mucho.

En casos tales como la documentación, con frases breves que consta de instrucciones inequívocas, la traducción automática puede ser útil, siempre y cuando haya un proceso de revisión y el texto se edite posteriormente. Ciertamente puede ayudar a ahorrar tiempo y dinero.

Sin embargo, hay casos en los que la traducción automática aún no tiene sentido. Textos de marketing con dobles significados, textos que muestran algún tipo de sentimiento o de sarcasmo, donde es difícil captar la verdadera intención del escritor, siguen siendo un desafío para la traducción automática. En estos casos, el editor probablemente tendría que pasar demasiado tiempo tratando de averiguar el significado de la traducción, volviendo al texto original y cambiando el resultado final.

La tecnología debe seguir ayundádonos a obtener buenas traducciones; sin embargo, para asegurarnos de que el resultado final es correcto, de momento tendremos que seguir haciendo una revisión final por un/a traductor/a humano/a.